Jineth Murillo — Cali, Colombia

Estoy muy agradecida con el Señor por permitirme estar en Su Entrenamiento. Hoy estando en el tercer semestre, siento que desde que estoy aquí he podido desarrollar una relación más íntima y afectuosa con el Señor, y esto ha hecho que cada vez más mi corazón se ensanche para amar a los miembros de Su Cuerpo. Al venir al entrenamiento dije que lo hacía para llegar a ser un miembro normal del Cuerpo de Cristo, pero hoy he podido ver que el Señor realmente me trajo para aprender a vivir por otra vida, por Su vida. Esta vida que es Él mismo, la persona del Señor Jesús, sin Él nada puedo hacer, sin Él nada soy, cada día dependo más de Él, porque veo que Él es mi verdadera necesidad. En esta vida está la luz que cada día me ilumina y me muestra mi condición mientras estoy en las clases, mientras leo la Biblia, mientras sirvo con otros, en la comunión con los hermanos, todo esto me ha hecho volverme a Él y a no querer más vivir por mi propia vida, sino que cada día crece en mí el anhelo y oración de vivirlo a Él. Agradezco mucho al Señor y a los santos que oraron y a los que ofrendan para que yo esté hoy en el Entrenamiento de Tiempo Completo. 

 

(Entrenante en su tercer semestre, mayo, 2011)

 

 

 
 
 

© Derechos reservados, 2011, ETC-C, Paraguay